Revisión técnica de actividades

 
 

Las actividades permanentes deben pasar una revisión técnica de actualización cada 15 años en el caso de las inocuas y menores, y cada 10 años las mayores. Esta obligatoriedad de pasar la revisión técnica de actividades se estableció en la Ley 7/2013, de 26 de noviembre, de régimen jurídico de instalación, acceso y ejercicio de actividades en las Islas Baleares.

Baula Ingenieros Logo CAD alargado

¿En qué consiste la revisión técnica de actividades?

La revisión la debe llevar a cabo un técnico competente, un ingeniero industrial por ejemplo, y a partir de ésta redactará un informe que contendrá las siguientes partes:

  • Una descripción del estado actual acreditando que no se han producido modificaciones sin regularizar, acompañada de un plano del estado actual, con fotografías interiores y exteriores del establecimiento.
  • Una revisión de las condiciones sobre las que se otorgó la licencia de apertura y una comprobación de que éstas no han sido modificadas. También se comprobará que no existen situaciones o características que puedan implicar un riesgo grave para las personas o los bienes, o molestias a terceras personas.

Se indicará, en caso de que la revisión no sea favorable, las medidas correctoras a adoptar y los plazos para ejecutarlas, y una vez ejecutadas, la acreditación de que se han implantado.

Una vez que la revisión técnica sea favorable, se presentará el informe al ayuntamiento. De la existencia del informe y de su resultado se tomará nota en el Registro Autonómico de Actividades.

¿Me toca pasar la revisión?

El plazo para pasar la revisión técnica de actualización de las actividades permanentes varía dependiendo de la antigüedad de la licencia de apertura:

  • Los titulares en las que la primera licencia de apertura y de funcionamiento es de antes del 8 de marzo de 1962 tienen tres años para superar favorablemente la revisión técnica de actualización.
  • Los titulares de las actividades permanentes en las que la primera licencia de apertura y funcionamiento es de antes del 1 de enero de 1996 tienen cinco años para superar favorablemente la revisión técnica de actualización.
  • Los titulares de las actividades permanentes en las que la primera licencia de apertura y funcionamiento es de antes de la entrada en vigor de la presente ley tienen diez años para superar favorablemente la revisión técnica de actualización.

Por tanto, las actividades que disponen de una licencia anterior al 8 de marzo de 1962 tienen la obligación de presentar el informe favorable antes del 1 de marzo de 2017. La no presentación del informe se considera una infracción leve, que contempla multas de 300 a 1.000 euros. Sin embargo, cuando no exista reincidencia y cuando no se trate de infracciones contra la seguridad, la salubridad o el medio ambiente, podrá ser sustituida por una amonestación  o advertencia.

El ayuntamiento de Palma ha publicado una lista con las actividades que figuran inscritas y deben presentar el informe antes del 1 de marzo de 2017. En este enlace podéis consultar si os toca pasar la revisión en este primer periodo.

¿Qué problemas puede haber para pasar la revisión?

A la hora de pasar la revisión, teniendo en cuenta la normativa de Baleares y algunas restricciones que impone el ayuntamiento de Palma de Mallorca (para las actividades ubicadas en Palma), nos solemos encontrar con los siguientes problemas:

  • Que la actividad que se desarrolla en el local ha cambiado, y no es la misma que figura en la licencia de apertura. En este caso se deberá solicitar una nueva licencia de actividad y cumplir con toda la normativa vigente.
  • Que no se ha adaptado a la normativa de accesibilidad. La Ley 3/1993 establecía un periodo que terminaba el 21 de mayo de 2008 para que los locales se adaptaran a la normativa de accesibilidad. El local deberá cumplir con la normativa o disponer de una exención.
  • Que se ha instalado un aire acondicionado en la fachada. El ayuntamiento de Palma, entre muchos otros, prohíbe la colocación de la unidad exterior del aire acondicionado en la fachada, salvo en casos debidamente justificados.
  • Que las medidas de seguridad (extintores, señales y luces de emergencia, etc) no son las que figuran en la licencia, o no se encuentran en correcto estado de funcionamiento.

Entradas recientes

 
 

Más entradas

Todas las entradas
No Comments
 

Deja tu comentario